domingo, 30 de diciembre de 2012

Dejando que sedimente


Va bajando, lagrimas por la garganta, suelos de flora bendita, como rafagas arrasan la felicidad nata de los seres, como inconfundibles fogones en la noche...

Empujame si puedes, pero si caigo, me llevare tu alma, tus alas para salir de este embrollo, de tu propio infierno...

No sabes que el hilo que odias, la que muerdes con obsesion, es la unica que te puede sacar de este hoyo, salvarte de ti mismo.

Sigue, que sin querer te estas matando, y yo matandote, no puedo hacer otra cosa, porque el que es ciego de corazon, no ve porque no quiere, aunque te guie hacia la luz, te sera indiferente...


Clover cubierto de gotas de lluvia...


No hay comentarios:

Publicar un comentario