martes, 25 de diciembre de 2012

Es todo un placer...

No hay mayor placer en la vida que sentarse en un rincon de una cafeteria, sentarse comodo, pedir un cafe, y ver como llueve afuera.

Despues, cuando llega el cafe, sentir como baja y se fusiona con tu cuerpo el calor y el aroma del cafe, sentirse un principe o una princesa a la vez.

Con el leve vacio, y la leve esperanza de que algun amigo tuyo se apareciera, y empezar a charlar y partirse de la risa...

Un dia lluvioso, aun gozando de la vida...


Delicioso cafe...

No hay comentarios:

Publicar un comentario