lunes, 7 de enero de 2013

Dolor y clover

Emana el retoño de los primeros retoños, desde el fondo de un hondo pozo, como agua, como gracia, que se dispara en mil direcciones en un festin de rosas y violetas. Y tu, mi hada hermosa, me das mis besos de buena vida mientras giras y giras sobre ti misma.

Yo, desde lejos, sientiendo el peso de mis alas, te contemplo, como si fueras lo primero y lo ultimo en este mundo, con una musicalidad, un ritmo.

Daria mi todo para verte otra vez, para sentirte otra vez, para ser otra vez tu consuelo, mi agonia, tu dolor, mi esperanza, la luz del Arco de Triunfo, la aurora del Norte gelido, la cumbre de los brazos del mundo, para que viajes en mi, sientas en mi, vivas en mi, ser parte tuyo, a la vez tu mundo...

Tu mundo, porque mi mundo eres tu, como sin darme cuenta, bebo de ti, vivo de ti, siento de ti, como si fueras lo unico que me mantiene en vida, mi aire, mi agua...

Diciendo esto, aprieto otra vez el puño, tu carta, no entiendo la razon de tu partida, y tu estupida carta, como si unas palabras vagas, con sus voces vacias, me aliviarian del dolor de perderte, egoista!

Te robaste mi corazon para partir hacia lejos, has llegado a mi vida para quitarmela de mi, ahora no podre respirar por tu culpa, y una carta...

Una carta no borraria eso nunca...

Me levanto y veo hacia el infinito, el verde campus parece morir sin ti, y yo tambien morire, esperandote...


No hay comentarios:

Publicar un comentario