jueves, 31 de enero de 2013

Dulce muerte

Regreso de recoger los pedazos que he dejado en el piso, pedazos de lagrimas para que me encuentres, donde sea que este...

Te dejare mi huella, y con la huella mi corazon ira hacia ti, si me sigues, si me llamas..

Vivire en tu corazon, porque tu me has dado vida, me mantienes vivo, y reimos, cantamos, saltamos y nos amamos como antes, como siempre, como esos dias que aun eramos tan felices, esos dias que duran segundos, pero es el alimento que nos mantendra vivos en el borde de nuestro aliento...

Articulando palabras impronunciables, sonriente al panico, al horror de perderte por siempre, por no poder sentir tu calor otra vez, de no tener ojos para verte, oidos para escucharte, aun sintiendo esto, no llores por mi, porque no dejare que me olvides, aun sea un segundo, he cincelado en tu corazon, con las mas ardientes intenciones, miles de poesias, palabras que salen de mi alma, canciones solo para ti...

Es suficiente...

A pesar del panico, no quiero que llores por mi, estoy satisfecho, la vida me ha tratado bien, dejandome conocerte, el resto ya no importa.

Asi, regalame tu ultima sonrisa, antes que me vaya, asi lo podre recordar esporadicamente, a donde sea que me vaya...

Asi que no llores, sonrie...




No hay comentarios:

Publicar un comentario