sábado, 9 de febrero de 2013

Que lloro...

Que lloro, y mis lagrimas caen en forma de oro, choca macizo con el piso, partiendo el polvo, partiendo el momento, rompiendo con el gelido silencio como una densa neblina inirrumpible, no corruptible, un blanco sin fin...

Sale de la fuente de mi corazon, una fuerza irresistible, un grito que no se calla nunca, como lazos cruzados, como cantos infinitos de almas rotas en pedazos...

Del amor que una vez me tuviste, es suficiente para alimentar mi alma, que el amor es algo que no se fuerza, sino que explota...

Camino con pasos aligerados de viento, el aire que circula es roja, fucsia, liviana, noctambula...

Hipnotizante, el dulce que provocas, un extasis como de flores exoticas, exuberante cascada de luces conicas...

Rio, rompo en carcajadas, por todos esos momentos bajo la flor de sakura, en esas lluvias de petalos color rosa..

Me encanta que estes cerca, aun...

Que perdure, como el arcoiris, sin comienzo, sin fin, sabian que el arcoiris es el anillo de compromiso del Sol y la Luna? El cielo y las estrellas son sus confidentes, una historia de amor verdadero, tan antiguo como el mundo mismo...

Tu y yo, superaremos el record mundial de amarnos, asi...

Que mis pensamientos te sigan, te lleguen, que el puente entre nosotros nunca se corte, que el agua bajo ella, fluya para siempre, que la nube y el cielo nos prometa un mundo solo para nosotros, asi...


No hay comentarios:

Publicar un comentario