jueves, 28 de febrero de 2013

Rojo

En un instante atrapado entre minutos, mas pequeño que nuestros sentidos, cambiamos nuestras vidas, con un gesto o un movimiento disimulado, podemos levantar mareas.

Asi lo dicen, como si fuera un viejo refran, que lo nuevo siempre esta para alimentar lo viejo, las eras cambias, y trasciende despues de guerra y sangre, por acuerdo de todos, en una ceremonia de fuego, se corona el nuevo rey, con honor y gloria, los triunfantes de la epoca.

En lo mas pequeño se esconde lo mas poderoso, en lo mas pequeño se esconde lo mas encantador, en lo mas pequeño se esconde lo mas explosivo, para convertirse en colonia, en el manjar de los pobres, la diminuta esperanza que se esperce con los rayos del sol, a cada rincon que llega su brillo, para florecer en las personas, escondida...

Quien crea en ella, tendra el poder del Universo entero, explotara lo mas encantador, lo mas poderoso, lo mas explosivo, bajo su poder, porque cree, porque araña el piso con sus uñas ensangrentadas y sigue, con queso o sin queso, porque quiere vivir...


No hay comentarios:

Publicar un comentario