lunes, 1 de abril de 2013

Cautivo

Los espectros vienen y van, como si furan esta una acampada, quien les ha dado permiso, borbones, para pisar la tierra de esta epopeya.


Te quiero querida, pero al parecer es el tiempo que cambia, si tu escogiste ir, yo elegire quedarme, te he cambiado, con pensamientos de mariposas, he tirado nuestras sabanas blancas, los años pasan, y ciertas cosas no cambian, como la luz y la sombra que siempre muta, en una constancia llena de transigencias, un remolino estatico, de colores y figuras.

Pero yo, que sigo aqui, queriendo permanecer varado en mi pasado, en un yo para ti que quisiera seguir igual, en mi presente y en mi futuro, esperaba poder siempre sonreirte como hacia antes, pero me temo que ya no puedo, por eso, es mejor que te vayas, lejos de aqui, aprovechando que aun te quiero...

Aprovechando que este cafe aun no se ha enfriado, que las espumas de este capuccino aun no se han desaparecido, a traves de las vahoradas del resto que fuimos, aun puedo verte hermosa, como antes, en las vahoradas.

Asi que corre, vete lejos, donde alguien te espera, donde nadie me espera a mi, me tapo los oidos, me tapo los ojos, no quiero saber nada mas de ti, vete y que alguien te encuentre, en un futuro que nadie me encuentre, y regocijate, mientras la soledad me invade, donde la sonrisa lastimera que dibuja mis labios solo son sombras de nuestro pasado, donde me dejaste varado, alli estare, esperando por nadie...

Hasta que alguien me encuentre....

Los dias que se cuentan, ya no se cuentan, el calendario se ha roto de tanta raya, el diario se ha dañado por tanta lagrima, las sabanas siempre deshechas, y las almohadas nunca secas.

Aun tengo la herida que me dejaste, donde me dejaste, aun la tengo viva, he tratado de matarla con risa, con broma, incluso son sexo, tambien con amor y locura, pero yo te he mantenido...

Hasta el dia que me encuentre, estare cautivo en el mismo lugar, hasta el dia de las princesas y los principes, hasta el dia de las manzanas doradas, hasta el dia de las madrastras malvadas, estare alli esperando, que alguien me...

1 comentario:

  1. ¡Qué hermoso! felicidades, muy bonita reflexión y estupenda expresión, gracias.

    ResponderEliminar