lunes, 22 de abril de 2013

Fondo

Hondo como el oceano, de lo oscuro que esta no veo el fondo, hundiendo hacia el fondo, como si de alla viniera algo agradable, la soledad que no ve limite en ningun lado.

Sabiendo, que abajo no hay nada, en el fondo, pero sigue el fondo llamandome con sonidos hipnotizantes, el  fondo, sin nada y nadie aparentemente.

Miles de manos me atraen hacia ella, el fondo, como un monstruo con delicioso nectar, abirnedo la boca, incitando, la oscuridad como un veneno penetrante y tentador, seduce mis sentidos, abalanzandome hacia el fondo.

El fondo, de que todo se trata del fondo, uno toca el fondo.

El fondo, de donde no podemos caer mas, de donde la gravedad es infinito, en donde no hay luz, timepo ni espacio.

El fondo, donde la verdadera desesperanza invande. El fondo, en donde la verdadera desilusion alude, donde de verdad no se ve, donde de verdad nada existe, en donde nada es verdad, nada es mentira, en el fondo...

Todo se consume...


1 comentario:

  1. Viajando a fondo y, hacia el fondo es posible que nos acerquemos más a lo que somos dentro y fuera de nuestro mínimo espacio. Muy bueno. Me gustó. Saludos

    ResponderEliminar