lunes, 8 de abril de 2013

Telarañas..

Se puede decir que me atrapó la cordura de amarte, una nueva clase de locura, donde das todo a cambio de nada, y estas feliz como si tuvieras todo.

Asi es el amor, una inversion de ri
esgo inmensurable, pero actuas como si el cielo nunca se ira a caer, como si el sol saldra todas las mañanas, como si nada tuviera que preocuparte, sin saber que en el menor indicio, se habrá ido, sin dejar nada mas que la soledad, tal vez una carta, tal vez un reloj, y los pedazos de tu corazón hecho trizas por el destino...

Amor, droga para decentes y cuerdos, droga para prostitutas y vagabundos, drogas de la nobleza, drogas del vulgo, nadie se escapa a su magia, nadie puede con su seduccion, una vez caido, te succionara el alma, quedaras, palido, desorbitado, perdido en los ojos de alguien como un pozo infinito, sin saber como salir de ellos...

Amor, es tan dulce, tan amargo, tan grande, tan pequeño, que muchos no lo encuentran, y caen en las trampas de sus falsas hermanas, los que son destinados a encontrar, y con ello vivirla hasta la medula de sus vidas, nunca podran escapar, fichados, estan condenados a morir por ella.

Reviviran, una y otra vez, bajo el vals de la primavera, despues llegara la tormenta, y moriran en el invierno, en un ciclo sin fin, como el mundo, asi es el amor, tan natural y esencial, como el aire, al mismo tiempo tan esoterico como lo es la eternidad...

Yo, un pobre mortal intrigado por las locuras del amor, quisiera la mano de la inocencia, morir de intensidad, sufrir de agonia, por el amor que mata, como en las novelas y leyendas, de las lagrimas de sangre, de las purpuras borrosas, y asi corriendo, detras de la insania demencia, el amor...

Cuantos no han caido, en sus dulces telarañas...




No hay comentarios:

Publicar un comentario