miércoles, 12 de junio de 2013

Capitulo 4 La union




Sube, baja, mi aliento mezclado con la tuya.

Ya nadie pasara por aqui, nadie ha pasado antes tampoco, solo yo, entonces te susurro las palabras magicas, y te hundo otra vez en las oleadas que te sacan de control...

Entonces las copas chocan y chocan entre si, una y otra vez, sin cesar, como cantarinas, entonan la melodia de tu sudor.

Los anillos se resbalan, brillan bajo el fuego, por ser el sello, titirante.

Entonces nos hacemos uno, despues te mueves un poco, bajo la luz de la luna, tu sombra es mia, mi sombra es tuya, no tenemos diferencia, en este pequeño espacio marcamos la eterna primavera, marco mi huella sobre tu piel, que quema poquito a poquito, como si fuera prendiendo se va poniendo rojo, y te ries, sobre la zapatilla de Cenicienta.

El armario choca contra la pared, el closet cruje bajo la almohada, y tu vas, y yo vengo, una y otra vez.

La brisa entra por la ventana, provocandonos un leve escalofrio, pero la fiesta sigue, grita, muerde, como si fuera tu ultimo aliento, que arde.

Y todo eso sigue...


2 comentarios:

  1. Gracias por tu visita a nuestro blog, mundospropios.con
    Estaremos pendientes de tus aportes. Un abrazo y sigue con el misterio de la creación.

    Saludos
    Ricardo Gálvez
    por mundospropios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias, espero el dia que podamos estar en el mismo barco

      Eliminar