domingo, 30 de junio de 2013

Olvidar


Y entonces el barco se alejo, flotando...

Y entonces sonrei, queme mi diario, mis notas, nuestras fotos, mis recuerdos...

Para que no duela mas, si es posible, para olvidar, si es posible...

Y me sente a esperar, que ocurriera el milagro.

Y solo vi a la muerte acercando.

miércoles, 26 de junio de 2013

Carta de una prisionera



Mi unico amor:

A pesar de todo, las palabras te alcanzaron, las ilusiones te trastornaron, y entonces huiste.

Me dejaste a mi de lado, a todos, de lado, y escapaste, como si tuvieras escapatoria, como si tuvieras un sitio a donde ir.

Estas tan atrapado como yo, y lo sabes.

Tan desagraciado como yo, y lo sabes...

No cabe decir estupideces que evaporan, las palabras fraquean cuando se trata de ti, pues no queda nada mas que decir.

Una palabreria sin sentido.

Te he seguido a todos lados, desde el dia que escapamos del pueblo, le dejaste a tu madre un recado, y el ahorro minimo que hiciste cuando trabajaste para los Rios, y nosotros nada, un pan y un queso, y salimos corriendo, fugando como el viento.

Decias que de alguna manera sobreviviremos, que ibamos a estar bien, que no me preocupara, y fuimos a la ciudad. El tiempo era prospero, la gente sonreia, conseguiste trabajo, y pasabamos la noche en un establo, no olia bien, pero mejor es nada.

Y asi pasaron los dias, creia que las cosas podria ir mejor, que un dia podriamos tener nuestra casa, y ser como cualquier otra familia normal.

Te dije que no podia ser tan bueno, que las cosas faciles siempre conllevan en si trampas, que mejor es ir paso a paso, que volar no lo hace todos bien, pero no me escuchaste...

Ahora, osas en dejarme, despues de todo...

Despues que te segui hasta aqui, te ayude a lavar la sangre de tus armas, empacabamos para fugarnos otra vez, ahora que para mi todo esta perdido, siquiera deberias acompañarme en este delirio, la muerte para los dos.

Ya que no puedes sacarme de esta prision...

Recuerdame odiarte en la proxima vida, mientras me ria viendo como arrastras a otra persona con tus locuras, acuerdame de todo esto, ya lo veras, no te olvidare.

M.

jueves, 20 de junio de 2013

Capitulo 6 El hospital




Veo otra vez, hacia lo blanco de las cortinas, lo blanco de las paredes, un cuarto limpido, insipido, de una vida limpida, insipida, otra gente, acostado en otras camas, gritaban o se reian, el pasillo estaba tan concurrido como una calle, en un hospital como esta, como de novela, no de pelicula, estaba yo acostado.

El cesped se mecia a la merced del viento, no estaba seguro de que era lo que veia, pero me siento tan raro, es como si hubiera nacido otra vez, como si hubiera visto por primera vez el mundo.

Reconocia este mundo desconocido, pero no a estas personas desconocidas, se que tu estuviste alli, todo el tiempo, pero aun asi, lo siento...

Pero me he hecho una promesa, te recordare algun dia, cuando las piezas del rompecabezas se completen, te encontrare algun dia...




lunes, 17 de junio de 2013

Capitulo 5 La playa




Dijiste que no andabas con nadie, que el mundo asi de solo, era asi de perfecto, pero que si queria podia estar contigo, que no tenias problemas con ello.

Entonces desde alli, comenzamos.

Volvi todas las tardes a la playa, donde estabas alli, siempre.

Reiamos a carcajadas de la vida, y en ese momento me contastes cosas, como lo insoportable que era el azul del cielo, de brillante. Brillaba tanto como si hirviera, y te ponias a reir pensando que habias dicho una tonteria.

Dijiste que te gustaba la sensacion de la arena en tus pies, juguetear con los peces que nadaban cerca de la orilla, corriamos aveces, o nos contabamos historias.

Esas historias de nuestra infancia, que formaban nuestra alegria y nuestra pena a la vez.

Y nos conociamos mejor, cada dia...

Esos dias en la playa fueron el mas puro de los recuerdos que compartimos, era tan puro que era insoportable, como el azul del cielo cuando estas triste.

Ahora los recuento, como pasando viejas fotografias, contando esas arrugas, la amarilla amargura del pasado, pues ya no se puede volver, nunca se podra volver a esos tiempos, y si gritas de desesperacion, es peor.

Recuerdo que nos mojabamos y nos volviamos a secar, y veiamos el atardecer bajar del horizonte, entonces ibamos a una posada que quedaba cerca, siempre comia lo mismo que tu, unos dias pedias papas, otros dias pasta, siempre cambiante pero lo mismo, todos los dias.

De alli nos despediamos, sin nunca saber si mañana nos volveriamos a ver.

Alli empece a enamorarme de ti.

miércoles, 12 de junio de 2013

Capitulo 4 La union




Sube, baja, mi aliento mezclado con la tuya.

Ya nadie pasara por aqui, nadie ha pasado antes tampoco, solo yo, entonces te susurro las palabras magicas, y te hundo otra vez en las oleadas que te sacan de control...

Entonces las copas chocan y chocan entre si, una y otra vez, sin cesar, como cantarinas, entonan la melodia de tu sudor.

Los anillos se resbalan, brillan bajo el fuego, por ser el sello, titirante.

Entonces nos hacemos uno, despues te mueves un poco, bajo la luz de la luna, tu sombra es mia, mi sombra es tuya, no tenemos diferencia, en este pequeño espacio marcamos la eterna primavera, marco mi huella sobre tu piel, que quema poquito a poquito, como si fuera prendiendo se va poniendo rojo, y te ries, sobre la zapatilla de Cenicienta.

El armario choca contra la pared, el closet cruje bajo la almohada, y tu vas, y yo vengo, una y otra vez.

La brisa entra por la ventana, provocandonos un leve escalofrio, pero la fiesta sigue, grita, muerde, como si fuera tu ultimo aliento, que arde.

Y todo eso sigue...


lunes, 10 de junio de 2013

Capitulo 3 El destino




Caminaba, lentamente...

El sonido de las olas bañaban mis pensamientos, una y otra vez, como si trataran de despertarme, pero yo estaba viendo la lejania, como si de alla viniera alguna respuesta.

La vida es sosa, no como el brillo cristalino del mar, como quisiera poder unirme a ese movimiento, a esa quietud, a ese manso de agua infinita, convertirme en una gota y olvidarme de todo...

Asi fue la mañana, asi fue la tarde, todos los dias con los mismos gritos, los mismos problemas que nunca se resuelven, vuelven a mi como un ciclo inacabable, y sigo diciendome que mis manos en las teclas daban y daban para satisfacer la fantasia de muchos, pero mis propias fantasias estan ahora encerrados en mi caja de pandora...

No me atrevia a abrirla, temia que desbordara, iria fuera de control, entonces nada y nadie seria igual, y entonces me veria obligado a dejar mi frustrante pero placida, tambien flacida vida...

Por eso pienso, talves deberia darme una oportunidad, abrir esa caja y lanzarme al vacio, enves de venir cada cuanto a lanzar mi estres al mar, que no tiene la culpa., no me arrepentiria, siquiera no mas que ahora...

Es mejor arrepentirme por algo que he hecho, que por algo que no he hecho.

Y en ese momento fue que vi esa figura, a lo lejos...

Esta playa no es conocida, pocos vienen a pasear por aqui, me senti extrañado. como si alguien irrumpiera en mi terrotorio, aunque sabia muy bien que esta playa estaba lejos de ser mia.

Y como agradezco a Dios que el destino me trajera, el mejor regalo de todos.

Apresure mis pasos hacia esa sombra, bajo la intensa luz del sol, que expedia su luz sin piedad.

Me viste, vi tus ojos, eran tan azules como el mar que estabas pintando, y tu cabello negro volaba con la salada brisa...

Entonces te pregunte tu nombre...



miércoles, 5 de junio de 2013

Capitulo 2 Tu nombre




Tiembla, mi mirada tiembla, se pone caliente, como si llorara...

Llevo dias esperando, una llamada, una voz, una mirada, pero la contundencia de ese adios me hacia dudar, dudar si fuera real, si nos volvieramos a ver, si llamaria otra vez tu nombre...

Tu nombre...

Ese dia que nos conocimos, en un lugar habitual, pero nada de costumbre, en un momento habitual, pero nada de costumbre, me dijiste tu nombre...

Pero ese nombre no es pronunciable, ya no lo es...

Tu nombre como anillo, me dijiste que cuando te llamaba por tu nombre, no podias resistir en venir, como hipnotizado, mi voz y tu nombre, como un sello, una droga, te mece, te adormece, entonces te entregas a mi sin reparo, luego escapas, por miedo a perder el control, y me dejas...

En mi casa llueve a cantaros, ¿como estara tu casa? vivimos lejos el uno del otro, pero no tan lejos como para no poder vernos, solo lo suficiente para extrañarnos en un cafe taciturno, pero aun apartado solo de un muro, no iria si no me llamas, por favor llamame ahora...

Llevo dias esperando, muchas veces pienso que tras cada pelea tonta, existe sus razones profundas, cerramos etapas, sanamos heridas, y nos separamos cuando necesitamos hacerlo, pero...

No estoy preparado...

No te vayas de mi lado.

martes, 4 de junio de 2013

Capitulo 1 La muerte




Los dias no pasan para los espiritus desesperados, o pasan sin ser advertidos, en un corazon que no late, porque el latir muy rapido no hace diferencia.

Mi verdad estuvo en mis ojos, despues fue alejandose para estar ante ellos, ahora esta lejos, en un lugar donde ya no la veo, quien sera y quien habra sido, mi memoria me falla, mi cabeza me duele, estoy ciego, estoy sordo, no veo, no escucho...

Sera que estoy muerto?...

No recuerdo nada, me siento mareado, confundido con mis propios pensamientos, pero...

Hay una imagen, una cara, con ojos negros como obsidiana, que me contempla, pareciera que me sonriera, en mi mente, mi verdad esta en mi mente, pero...

Ya no habla, no puedo tocar, solo es una figura en una mente nauseabunda, que cuando digo que en mis momentos de locura, lo que veo solo eres tu, en todo momento solo eres tu, incluso en mi lecho de muerte solo pensare en ti, no es mentira, pues lo estoy haciendo.

Desesperacion, me encuentro acurrucado en una esquina, la casa es como un barco que se hunde en el pielago, mi cuerpo se encuentra exangue, y mi vista borrosa.

Dios... sera que me muero hoy, de dia?

Pero aun veo tu imagen, tu voz, al lado de mi ventana, como si el viento te trajera de vuelta, mi voz que se extingue busca llamar tu nombre, pero no sale, se quiebra, como un reloj de arena.

Mis minutos estan contados, amor mio, te vere en el mas alla.

En mis ojos, se apaga las luces, se cierra el telon.