sábado, 5 de abril de 2014

Un anciano


Un dia feliz...

Sus brazos yacian inertes al lado de la cama, sus ojos inanimados disparaban hacia el techo un foco mas alla del infinito, las moscas se paraban cerca de sus labios que emitian un leve gemido.

Un dia feliz, como cualquier otro...

Desde cuando ya nadie se ha acercado hasta el borde de esta cama.

La cena estaba al lado de la cama, en una mesita de noche, expedia un hedor que era la fuente de las moscas.

Han pasado ya dos años desde aquel dia, tragico dia, donde me cai de una escalera y desde entonces ya no pude moverme mas.

Pero igual era suficiente ya, tantos años he vivido, pero solo pido ahora que la muerte me visite, porque en los primeros meses mis hijos venian con constancia, pero despues de pasar el primer año, ya nadie se acercaba a esta cama, porque mis condiciones no estan para mejorarse, contrataron a un asilo para cuidarme, es cuando me di cuenta que ya tengo edad, la juventud no esta alli para siempre.

Los dias son felices, sin preocupaciones, aqui te lavan el cuerpo, me sacan a pasear a cierta hora, como si fuera un cachorro, me dan de comer en la boca, porque hasta eso he perdido, ni hablar de ver a otros ancianos charlar con vivacidad, mi razon da pero mi boca no, mis labios solo pueden entreabrirse para emitir un leve gemido, solo entendible como dolor.

Las agujas del reloj pasa lentamente, tanto como si se estancara en algun punto, y ya no se moviera mas.

Pero igual los dias son felices, sin poder ver a mis hijos, que me abandonaron con un saco de dinero aqui, un lugar confortable, realmente es bueno, pero igualmente, estoy solo, haciendome creer que ya soy del grupo de personas que estan siendo eliminadas del juego.

Que dia tan feliz, porque tengo un presentimiento, que hoy es el dia, y espero con ansiedad como mi respiracion se vuelve entrecortada y cada vez menos profunda, emocionado, veo como la vida se va de mi, estoy tan feliz, hoy es un feliz dia.

jueves, 3 de abril de 2014

Solo otra vez




La posion de la soledad calcome poco a poco, el espiritu que anda a las orllas del perro negro, la oscuridad impenetrable del mundo en cuadritos, lo cierto es que nadie, nadie en este mundo, quiere estar solo.

Tratando de creer aun, sin poder de mirar, como es que las personas que anduvieron tanto tiempo conmigo, simplemente se fueron, uno por uno, cuando alzo la vista, siento forzar algo, la realidad se clava en mi mirada quitandome mi fuerza de voluntad, las manos temblorosas entonces sollozan por alguien mas.

Entonces, ya no existio nada desde ese entonces, el perro negro con su peso entierra mi felicidad, hasta que en un laberinto humedo y rancio, me quedo atrapado, sin salida.

Pero la luz debera entrar, clavo mis uñas en la pared, aullo, grito! Puedo sentir que la salida esta cerca, detras de esta pared esta alguien que ansia, habra pan, habra esperanza!

Alguien, alguien, por favor, saqueme de aqui!

Y lo que el viento se llevo, viento lo traera...

Asi es la historia de la vida.

No quiero estar solo otra vez.

Pero al final, descubro que nunca estuve alli, porque solo tenia los ojos cerrados, mis manos rehusaban ser amados, una vez que deje el miedo, una vez que suelte mis dedos, sere amado, nunca estuve solo...

jueves, 27 de marzo de 2014

Solo tu...



Solo con un pequeño paso de vals, es suficiente para hacerme volar otra vez, en una espesura de amor, algodon de azucar, un mundo de rosas, sin limite, me caigo en un monton de plumas, sin donde agarrar, por dios juraria, tu cintura es tan ideal, que no tengo por que tener equilibrio para tener excusas, siempre que seas tu.

Un poco de vino es suficiente, para que pierda el paso, mi vista, mis sentidos, mi todo, pero lo que me emborracha no es el vino, es el beso, es el aliento, el olor, la aroma, la fragancia, tu presencia, la luz, todo tu, como el aura del unico tesoro que queda en este mundo, el brillo de tus labios, o de tus labiales caros que solo a ti te queda a la perfeccion, por eso, siempre que seas tu.

Y aun en la tristeza, detras de las luces incandescentes, donde uno deja su maquillaje en la caja, y llora, aun asi estoy feliz de estar vivo, por ti, por poder verte sonreir, pues nadie es tan dulce, tan envolvente, como el chocolate que se funde alrededor de nuestros cuerpos cuando rozan y chocan, que no hay por donde dudar, porque las palabras son infinitas, pero tu rostro marca una pauta, un ritmo de un blues olvidado en las esquinas de Manhattan, donde la humedad no importa porque siempre esta tu perfume.

Los delirios del amor, el fuego que arrasa en los destellos de la copa, mientras que el velo se agita con cada palpitacion nuestra, nadie, nadie ha sido capaz de reemplazarte.

Y las buenas nuevas de los bares de la vieja Cuba cubana, donde las grandes curvas se mueven al paso suave del jazz, de unas voces de arena, que viene perfecto con el vodka.

Todo eso mezclado, eres tu pero aun, eres mejor, porque la miel es dulce, pero no tanto como tu beso, el fuego es caliente, pero no tanto como tu aliento.

Tantos que han pasado por mi puerta, a tocar, nadie, nadie ha podido igualarte, no cuentan, simplemente, porque el chocolate pastel sabor a cafe vainilla, solo lo tienes tu, intenso, como una niebla ensordecedora, porque eres el destello que toca las cuerdas de mi alma, mi corazon es tuyo, todo tuyo.

Asi seran las cartas de amor que se sellan con un humedo beso frances, que el cartero sabra que no debe tocarlo, solo con el intenso lila que emana, asi seran las tardes en Paris, que nadie te preguntara, te lo juraria, sobre el vestido de anoche, porque la noche es joven, y acabamos de morir jovenes, todas las noches, y revivir una y otra vez entre las sabanas, porque es Paris, y Paris es joven, pues el tiempo no importa, y entre las paredes hay historias que no se contaran.

Y tu, eres mi historia, mi unica historia.

Siempre que te olvide, vuelvo a ti por instinto, a recordarte, porque la soledad da pasos por el Pont des Arts, y la adiccion a ti es tan fuerte, que es el masoquismo, estoy seguro.

Y vuelvo a ti...

sábado, 22 de marzo de 2014

De Vuelta

Amigos, mi mente ha estado ausente de la literatura los ultimos seis meses, realmente siento por haberlos abandonado por tanto tiempo, pero la vida muchas veces viene a saturar tus visiones, sobrecargar tu alma, al tiempo de no poder respirar mas, simplemente te hace huir, como a mi.

Entonces tuve que tomar bocanadas de aire, oxigenar otra vez, y aqui estoy, como nuevo, para seguir el desprendimiento de este viaje de la vida.

Con ustedes, amigos mios, que caras no conozco, pero las letras son suficientes como para formar entre nosotros el puente del entendimiento.

Por favor os ruego que me permitais otra vez invitarlos a mi mundo.