jueves, 27 de marzo de 2014

Solo tu...



Solo con un pequeño paso de vals, es suficiente para hacerme volar otra vez, en una espesura de amor, algodon de azucar, un mundo de rosas, sin limite, me caigo en un monton de plumas, sin donde agarrar, por dios juraria, tu cintura es tan ideal, que no tengo por que tener equilibrio para tener excusas, siempre que seas tu.

Un poco de vino es suficiente, para que pierda el paso, mi vista, mis sentidos, mi todo, pero lo que me emborracha no es el vino, es el beso, es el aliento, el olor, la aroma, la fragancia, tu presencia, la luz, todo tu, como el aura del unico tesoro que queda en este mundo, el brillo de tus labios, o de tus labiales caros que solo a ti te queda a la perfeccion, por eso, siempre que seas tu.

Y aun en la tristeza, detras de las luces incandescentes, donde uno deja su maquillaje en la caja, y llora, aun asi estoy feliz de estar vivo, por ti, por poder verte sonreir, pues nadie es tan dulce, tan envolvente, como el chocolate que se funde alrededor de nuestros cuerpos cuando rozan y chocan, que no hay por donde dudar, porque las palabras son infinitas, pero tu rostro marca una pauta, un ritmo de un blues olvidado en las esquinas de Manhattan, donde la humedad no importa porque siempre esta tu perfume.

Los delirios del amor, el fuego que arrasa en los destellos de la copa, mientras que el velo se agita con cada palpitacion nuestra, nadie, nadie ha sido capaz de reemplazarte.

Y las buenas nuevas de los bares de la vieja Cuba cubana, donde las grandes curvas se mueven al paso suave del jazz, de unas voces de arena, que viene perfecto con el vodka.

Todo eso mezclado, eres tu pero aun, eres mejor, porque la miel es dulce, pero no tanto como tu beso, el fuego es caliente, pero no tanto como tu aliento.

Tantos que han pasado por mi puerta, a tocar, nadie, nadie ha podido igualarte, no cuentan, simplemente, porque el chocolate pastel sabor a cafe vainilla, solo lo tienes tu, intenso, como una niebla ensordecedora, porque eres el destello que toca las cuerdas de mi alma, mi corazon es tuyo, todo tuyo.

Asi seran las cartas de amor que se sellan con un humedo beso frances, que el cartero sabra que no debe tocarlo, solo con el intenso lila que emana, asi seran las tardes en Paris, que nadie te preguntara, te lo juraria, sobre el vestido de anoche, porque la noche es joven, y acabamos de morir jovenes, todas las noches, y revivir una y otra vez entre las sabanas, porque es Paris, y Paris es joven, pues el tiempo no importa, y entre las paredes hay historias que no se contaran.

Y tu, eres mi historia, mi unica historia.

Siempre que te olvide, vuelvo a ti por instinto, a recordarte, porque la soledad da pasos por el Pont des Arts, y la adiccion a ti es tan fuerte, que es el masoquismo, estoy seguro.

Y vuelvo a ti...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada