jueves, 3 de abril de 2014

Solo otra vez




La posion de la soledad calcome poco a poco, el espiritu que anda a las orllas del perro negro, la oscuridad impenetrable del mundo en cuadritos, lo cierto es que nadie, nadie en este mundo, quiere estar solo.

Tratando de creer aun, sin poder de mirar, como es que las personas que anduvieron tanto tiempo conmigo, simplemente se fueron, uno por uno, cuando alzo la vista, siento forzar algo, la realidad se clava en mi mirada quitandome mi fuerza de voluntad, las manos temblorosas entonces sollozan por alguien mas.

Entonces, ya no existio nada desde ese entonces, el perro negro con su peso entierra mi felicidad, hasta que en un laberinto humedo y rancio, me quedo atrapado, sin salida.

Pero la luz debera entrar, clavo mis uñas en la pared, aullo, grito! Puedo sentir que la salida esta cerca, detras de esta pared esta alguien que ansia, habra pan, habra esperanza!

Alguien, alguien, por favor, saqueme de aqui!

Y lo que el viento se llevo, viento lo traera...

Asi es la historia de la vida.

No quiero estar solo otra vez.

Pero al final, descubro que nunca estuve alli, porque solo tenia los ojos cerrados, mis manos rehusaban ser amados, una vez que deje el miedo, una vez que suelte mis dedos, sere amado, nunca estuve solo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada