martes, 27 de septiembre de 2016

Librarme de mi

Tan solo dile no al tiempo, que se detenga solo un momento, dejame limpiar la cara, y ponerme el maquillaje de nuevo, asi estare listo para enfrentar otra batalla, que libro dia a dia, dejandome sin aliento.

Las inseguridades son fantasmas, sombras lugubres que se apoderan de tu alma, trampa vil de lucifer, quitandole a los angeles sus alas, de alli angeles caidos, ennegrecidos por el poder de su alma, su voluntad nublada los conduce errantes por el mundo, con la soledad como armadura, la frialdad como escudo, nos encerramos a si mismos en diferentes celdas, y pretendemos que tenemos vida, adornando el recinto con vanidades y lujuria.

La llave del recinto, deselo a Maria, que nunca he querido salir, mi sufrimiento es mi diversion, el dolor mi pasatiempo, y con el masoquismo como mi lema, sin drama que seria mi vida.

Porque mi vida es un vacio que no se auna, no se junta, no se diiluye en el color de mi tinta, es un oceano que no se acaba de cerca, para voltear el desierto, donde mis penas subliman en un punto de muerte absoluta.

Y me rio de la vida...

Tan lejos hemos llegado que sin sueños ni maravillas, vevngo a hospedarme en otra de tus fantasias... y nunca terminan.

Ojala los pactos entre tu y yo, entre tu y yo pueda ser resuelta.

Asi desplegare alas, en un lugar donde el miedo no exista.

Siempre soñare en dejarte atras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada